El humor como profilaxis, Búsqueda, 9/5/2019.

Lo dibujó como una niñera con un palillo en la nariz, porque el bebé Raúl Sendic olía feo. Lo dibujó como el Pato Celeste. O con los lentes de Paco Casal. O echándole flit a Astori. El protagonista era Mujica; el caricaturista, Arotxa, apodo de Rodolfo Arotxarena.

Durante su presidencia, todos los días Mujica le inspiraba un dibujo a Aroxta. Y no tuvo piedad para caricaturizarlo en las páginas del diario El País, donde trabajó hasta noviembre de 2018 y durante 42 años, como no la ha tenido con otros presidentes y políticos.

Ver nota
Descargar nota